Ir al contenido principal

Un nuevo feminismo: El feminismo pro-vida

La Real Academia Española define "feminismo" como: "Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres" o bien "Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres". Es decir, es la defensa de la igualdad en cuanto a dignidad y derechos de los seres humanos al margen de su sexo.

Echando la vista atrás, me doy cuenta de que crecí con una imagen bastante negativa del movimiento feminista. Si bien en sus inicios éste había sido una admirable lucha por conseguir la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, últimamente parecía haberse convertido en una grotesca parodia de sí mismo.

Aquellas valientes mujeres que marchaban con sus aparatosos vestidos en blanco y negro empuñando carteles en los que se reclamaba pacíficamente el derecho al voto femenino dejaron paso a jóvenes semi-desnudas vociferantes, groseras y agresivas que clamaban por el derecho de la mujer a abortar a sus propios hijos. ¿Qué había pasado? De repente la palabra feminismo dejó de ser sinónimo de igualdad para convertirse en el estandarte de la supremacía de la mujer sobre el hombre, y, ante todo, sobre sus hijos no nacidos.

Sentía que el feminismo era incompatible conmigo. El mensaje que recibía constantemente del colectivo feminista era: si crees en la igualdad entre hombres y mujeres, tienes que aceptar el derecho de estas a matar a los hijos que gestan; si practicas una religión vives oprimida y eres incapaz de pensar por ti misma; si no coincides con la visión de la mayoría de las feministas en algún aspecto, eres anti-mujer. Así de agresiva y excluyente era mi visión del feminismo. Es por esto que durante mucho tiempo me consideré una mujer anti-feminista.

Feminismo Pro-Vida: La idea radical de que las mujeres y
sus hijos por nacer son seres humanos.
Eso fue hasta que conocí la existencia de un nuevo feminismo emergente, el feminismo pro-vida. Representado por asociaciones como Feminists for Life, Feminists for Non-Violent Choices o New Wave Feminists, esta nueva vertiente buscaba recuperar el espíritu original del movimiento: reconocer la dignidad innata de todo ser humano, fuese hombre o mujer, nacido o por nacer, discapacitado o no. Gracias a ellas descubrí que muchas feministas pioneras como Alice Paul o Victoria Woodhull fueron pro-vida. Me ayudaron a reafirmarme en mi opinión de que no es necesario apoyar la interrupción voluntaria del embarazo para defender los derechos de la mujer. De que podía apoyar los Derechos Sexuales y Reproductivos sin considerar el aborto uno de ellos.

Me di cuenta de que había muchas, muchísimas mujeres pro-vida. Había personas ahí fuera que pensaban como yo.

Y me di cuenta de una cosa... Secundando las palabras de la letrada Erika Bachiochi: "Soy feminista y estoy en contra del aborto".



Comentarios

  1. Hola María
    He dado con tu blog por casualidad, pero bendita casualidad.
    No puedo estar más de acuerdo con lo que expones, trabajo por ello y para ello.
    Pero si bueno es todo lo que dices, dejaste para el "postre" una perla... el enlace al excelente artículo de Erika Bachiochi... simplemente ¡genial!
    Te dejo un enlace a la entrada que publique en nuestro blog el pasado 8 de marzo, creo que te va a gustar
    http://davjaen.blogspot.com.es/2014/03/en-el-dia-de-la-mujer-trabajadora.html
    Un abrazo
    Alvaro

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias, Álvaro! Entre todos podemos conseguirlo. :)
    Un abrazo,
    María

    ResponderEliminar
  3. Yo busco materiales pro-vida para dar a comunidad Hispana en mi area. Fui nombrada representante de Ciudadanos por Familias Fuertes, el grupo en Ingles es fuerte, el de Espanol no lo es por no tener nada que ofrecer. Busco donde empezar. Alguien me podria ayudar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, siento haber tardado tanto en contestar. Para obtener materiales lo mejor es que contactes con alguna organización oficial, como CIDEVIDA (http://cidevida.org/) O Derecho a vivir (http://derechoavivir.org/). Saludos :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La falacia de Beethoven

Creo que todos hemos oído alguna vez la historia que Lejeune le contó a Monod para explicarle el drama humano que suponía el aborto:



Lejeune preguntó a Monod:



- "De un padre sifilítico y una madre tuberculosa que tuvieron cuatro hijos, el primero nació ciego, el segundo murió al nacer, el tercero nació sordomudo, y el cuarto es tuberculoso; la madre queda embarazada de un quinto hijo. Ud. ¿qué haría?"



- "Yo interrumpiría ese embarazo", respondió con toda seguridad Monod.



A lo que su contrincante le contestó:

- "Tengamos un minuto de silencio, pues hubiera matado a Beethoven."


¿Deberíamos comparar el aborto con el Holocausto? Reflexiones a favor y en contra.

Recientemente un grupo pro-vida canadiense desató la polémica al mostrar un vídeo en el que se comparaba el aborto con el Holocausto judío. El vídeo, titulado The Case Against Abortion: Personhood, pertenece a la organización estadounidense Abort73 y se puede ver a continuación:


Lo cierto es que es frecuente en el activismo pro-vida que se compare el aborto con otros crímenes contra la Humanidad como el Holocausto, la esclavitud, etc., en base a los puntos que tienen en común. Sin embargo, ¿es válida esta comparación? La organización Secular Pro-Life se hizo esta misma pregunta hará un año y se la planteó a los seguidores de su página de Facebook. Finalmente lograron clasificar las respuestas en tres grandes grupos:

1 - No, la comparación presenta problemas.

2 - Sí, es una comparación válida, pero no necesariamente efectiva.

3 - Sí, es una comparación válida.

En Secular Pro-Life decidieron recoger en un artículo algunos de los comentarios que encajaban en los distintos grupos y he pen…

Métodos anticonceptivos naturales

Los métodos de planificación familiar natural están basados en la observación de signos y síntomas naturales de las fases fecunda e infecunda del ciclo menstrual. Sirven tanto para prevenir un embarazo como para aumentar las probabilidades de concebir.

Método del calendario 

Se basa en un solo indicador, el de la duración del ciclo.

Durante un año la mujer registra la duración de sus ciclos menstruales. Después, restando 19 días a la duración del ciclo más corto conocido sabrá cuando comienza su fertilidad; y restando 11 días al más largo, cuando termina.

Método de los días fijos

Propuesto para mujeres cuyos ciclos sean de 26 a 32 días, considerando días fértiles entre el día 9 y el día 19.

Puede valerse de un collar para ir contando cuando comienza y termina su fertilidad. Su tasa de fallo está en torno al 14%.

Método de la temperatura

Antes de la ovulación la temperatura basal está en niveles más bajos, y después de ella se eleva entre 0,3 y 0,5 ºC – lo que se conoce como desnivel térmi…